El Arbol De Los Panties Blancos.6

Hacía mucho frío cuando Bamorí abrió los ojos esa mañana. Estiró los brazos y trató de poner sus pensamientos en orden. Necesitaba tres cosas urgentemente: trabajo, techo y comida. Conseguir cualquiera de las tres era muy difícil. No tenía nada y aunque india no era ignorante de su situación. Sabía que necesitaba tener papeles que comprobaran quien era por eso tenía que ingeniárselas para esquivar la migra. Su aspecto la ayudaba sin embargo no podía contar todo el tiempo con esa suerte. Entró en un negocio se lavó la cara y se compuso un poco. Salió sin rumbo imaginando que tocando puertas podía conseguir un empleo. Siguió caminando hasta que vio unas casas y comenzó a tocar las puertas.

-Siñora, pirdon qui molisti. Quiría sabir si nicisita ayudu? Pudo limpiar y arriglar su ropa…

-No, niña…Ahora no necesito ayuda.-Dijo la mujer sorprendida de que aquella mujer hablara como india con aquel aspecto de modelo de revista. ¿Quién le iba a dar trabajo?-Pensó la mujer. Cualquier mujer que estimara a su marido no querría tener a esta mujercita bajo su techo. Era demasiada tentación. Bamorí caminó todo el día recibiendo la misma respuesta una y otra vez. Su belleza de nuevo le jugaba en contra. Ya estaba rendida cuando llegó a una casa donde le abrió la puerta una anciana. Bamorí ofreció sus servicios y para su sorpresa la viejita le dijo que necesitaba ayuda para ella y su esposo. Le dijo que no tenía mucho dinero para pagar pero que le podía dar techo y comida. Bamorí vio el cielo abierto. Riósi estaba abriéndole camino. Si ella no tenía que pagar por el techo y la comida el poco dinero que recibiera era para guardarlo completo y juntar para traer a su madre e hijita lo antes posible. Pareciera que un ángelo le abrió las puertas de su casa. Como no traía nada enseguida le dijo a la anciana que se pondría a trabajar. La señora sonrió y le dijo que mejor le enseñaba su habitación para que se instalara. Luego la llevó a la cocina y le dio de comer.

-¿Desde cuándo no comías, muchacha?-Le preguntó al verla comiendo voraz.

-Dende ayir, siñora.-Contestó con la boca llena.

Doña Amparo sentía una gran afinidad con Bamorí. Con la convivencia le fue agarrando cariño y la trataba como a una hija. Le compró un poco de ropa porque sabía que no tenía nada. La observaba preguntándose de dónde vendría tanta belleza. No se atrevía a preguntar porque Bamorí hablaba poco. No sabía de dónde venía, si tenía familia, desde cuándo estaba en los Estados Unidos. Adivinaba que no tenía papeles pero no le importaba. Ella misma había llegado a El Paso cruzando el Río Bravo cuando tenía más o menos la edad de Bamorí. Cuando conoció a Don Benito que era ciudadano americano se casó con él y así se legalizó . No tuvieron hijos pero fueron muy felices.

Poco tiempo después de haber llegado a la casa Don Benito falleció. Doña Amparo se deprimió mucho con su muerte. Si no hubiera sido por la compañía de Bamorí nunca hubiera salido de la depresión. Don Benito había sido todo para ella. El era maestro y durante su matrimonio se había ocupado de que ella se educara. Como un tributo a su memoria Doña Amparo decidió tomar a Bamorí bajo su ala y pulirla como el diamante en bruto que era. Bamorí tenía una inteligencia superior natural y aprendía rápido. Las letras le entraban pronto y Doña Amparo le iba corrigiendo su español y se enorgullecía de ver a su protegida progresar. A pesar de los cuidados que Bamorí le dio Doña Amparo también enfermó. La verdad era que ya estaba muy viejita y su cuerpo no daba para más. Bamorí llevaba casi dos años viviendo con ella cuando murió. Tan pronto falleció unos sobrinos lejanos vinieron como buitres a rematar las posesiones de la anciana. Así Bamorí se quedó sin su protectora y sin saber a donde ir.

Anuncios

2 comentarios en “El Arbol De Los Panties Blancos.6

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s