Inexplicable.6

—Madre, no sé cuándo esto acabará —confesó Lili—. Antonela siempre me opaca. Ella es la primera en todo. Si algo me gusta, ella quiere tenerlo primero. ¡Ya estoy cansada de ella!

—Entonces es tiempo de que te deshagas de Antonela —contestó la madre—. Si es que te sientes así, creo que es el momento de que hagas tu vida sin ella.

—Es que es mi única amiga. Siempre ha estado conmigo en las buenas y en las malas, mamá.

—¿No dices que estás cansada de ella? Lo dijiste tu, no lo dije yo.

—Sí, lo dije —confirmó Lili. Luego hizo una pausa como para organizar sus pensamientos—. Es que Antonela es parte de mi. Creo que no podría vivir sin ella —dijo mirando al suelo.

—No sé, hija —dijo la madre—. Creo que debes reevaluar tu relación con Antonela. No es bueno que estés triste. Te he estado observando últimamente. Estás descuidada, deprimida…

—No, mamá —interrumpió Lili—. Eso no tiene nada que ver con mi amiga. Es por Alejandro…

—¿Alejandro? —preguntó la madre—. ¿Qué tiene que ver tu hermano con esto?

—Es complicado, madre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s