Inexplicable.13

Lili escribió una carta y la dejó sobre su mesa de noche. En su corazón presentía que la reunión con Antonela no iría bien. La otra siempre había sido la más fuerte, pero ya era el momento de terminar con todo esto que la agobiaba hasta el punto de haberla hecho enloquecer.

Esa noche puso especial cuidado en arreglarse. Se dio un baño con sales aromáticas. Tal vez no tenían un olor único como el de Antonela, pero a ella le gustaba oler a almizcle y a rosas. Secó su cuerpo lentamente, como si fuera un ritual. Se secó su melena negra y espesa con el secador de mano. Miró en el espejo su piel pálida y decidió que si iba a la guerra iría con sus mejores armas. Así que se untó sombras, rímel, colorete y labial. Se puso unos vaqueros con una blusa de seda y unas botas. Entonces partió al encuentro de Antonela.

***

Lili le dio al taxista la dirección: calle Roura, número 411. Él la miró extrañado.

—Señorita, eso es una almacén en un área muy mala de la ciudad —comentó—. Perdone que le pregunte, ¿qué va a hacer usted allí a estas horas?

—No creo que le incumba, señor —contestó seca.

—Bueno, yo solo le decía por su seguridad —dijo contrariado—, pero tiene usted razón, eso a mi no me importa.

Al llegar a la dirección se detuvo el taxi y ella se bajó despacio. El edificio abandonado se levantaba enfrente de ella amenazante. Pagó al taxista y este se alejó dejándola en aquel lugar sola. Lili caminó hacia la puerta principal. Sacó de su bolso un juego de llaves, una de las cuales abrió la cerradura. Entró dejando la puerta abierta. Una vez adentro, caminó hacia la oficina. La abrió con otra de las llaves y entró. La única luz que se percibía era la del foco de la calle. En la penumbra, vio la silueta de Antonela. Delgada, escultural, perfecta.

—Estoy aquí —dijo Antonela—. ¿Para qué me quieres?

—Para terminar con todo —respondió.

Anuncios

9 comentarios en “Inexplicable.13

  1. enriquear dijo:

    Me gustan tus relatos… Como decirlo… Me dejan… con el culo roto jajaj

    Sigue escribiendo y acabaré comprando una silla nueva por tu culpa.

    Te has ganado un fiel suscriptor, espero leerte más, seguiré descubriéndote.

    Un fuerte saludo y te has ganado una silla en mi blog 😉

    Nos leemos 🙂

    Me gusta

    • melbag123 dijo:

      ¡Jajaja! Wao… Nunca me habían dicho algo así. Me siento muy halagada. Pues muchas gracias por visitar mi blog, por leerme, y por la silla que me estás prestando. Me alegra mucho que te guste lo que escribo y me voy a dar un paseito por tu blog. Nos leemos entonces. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s