Inexplicable.14

—Buen lugar has escogido para “terminar con todo” —dijo Antonela, mofándose de Lili, dibujando en el aire las comillas con los dedos.

—Claro que si. Es el lugar donde empezó todo, ¿no? —preguntó Lili desafiante.

—Así es… y ¿qué?

—¿Sabías que te vi con mi padre? Vi como te ofrecías a él descaradamente. Vi como él te tocaba y tu te dejabas…

—¡Yo no me ofrecí a tu padre, estúpida! —interrumpió Antonela—. Si estabas mirando como dices, tienes que acordarte que yo tenía doce años cuando tu padre empezó a manosearme con sus manos asquerosas. No podía decir o hacer nada entonces. Traté de decirle a mi madre y no me creyó. Él era un hombre tan respetable, con tan buena reputación —dijo sarcástica—. Fue entonces cuando él se aprovechó y me traía aquí. Aquí me tocaba las tetas, me bajaba las bragas y me sentaba sobre él. Yo podía sentir su aliento apestoso detrás de mis orejas. Según se iba agitando me decía palabras horribles, tan horribles como el dolor que sentía en mis entrañas de niña mientras ese demente me follaba. Pues sí, Lili… Este es un buen lugar para acabar con todo lo que nos une.

—¡No seas mentirosa! —dijo Lili llorando—. Mi papá actuaba seducido por ti, como todos los hombres que se te acercan. Como Alejandro…

—Tu y tu Alejandro —replicó Antonela—. Él también te usaba, Lili. ¿No te das cuenta?

—De lo único que me doy cuenta es de que por tu culpa mi papá se suicidó. No pudo superar la vergüenza cuando mi madre los pescó. Prefirió morir que dar explicaciones—gritó Lili.

Los gritos se escuchaban desde la calle. Un hombre sin hogar que pasaba escuchó las voces y como la puerta estaba abierta entró sigiloso en la oscuridad. En silencio se acomodó en un rincón del almacén para escuchar lo que se decía a viva voz. Alguna vez él se había cruzado con el dueño de ese almacén, un prestigioso hombre de negocios. Su repentina e inexplicable muerte había ocupado la primera plana de todos los periódicos locales y de la sección de negocios de algunos diarios internacionales. Conocer esa verdad hacía mucho sentido. ¿Cuánto le pagaría la prensa por esa primicia?

Anuncios

2 comentarios en “Inexplicable.14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s