Dos niñas, dos perros y yo.6

Nunca me deshice de mi «carro de juguete», como le llamaba Erick, a un Volkswagen Beetle amarillo del 2006, al que siempre le guardé especial cariño. Lo había saldado y lo conservaba. Ahora era mi única propiedad. De ahora en adelante, sería nuestro transporte oficial. Por lo menos, no estaba a pie.

En este momento, en que éramos dos niñas, dos perros, el Beetle, mi amiga y yo, no podía sentarme a ver la vida pasar, vencida. Luego de la borrachera de anoche, tenía que pensar qué iba a hacer y pronto. Supuse que los servicios de agua, luz, y la internet también cesarían, a juzgar por los acontecimientos recientes.

Hice una reunión familiar. Ya Auri se había encargado de pagar la cremación. Una cosas menos en que pensar. ¿Qué donde puse la urna? En un rincón de la casa en donde pensaba dejarla olvidada cuando me fuera. ¿No fue allí donde Erick me dejó olvidada a mi… y a sus hijas… y a sus perros, amigos fieles?

Pues, por donde iba. Hice una reunión familiar en la que le expliqué en las palabras más sencillas a Alana y a Sofi nuestra situación financiera.

—No hay dinero —dije—. Ya no viviremos en esta casa inmensa. No nos hace falta. Después de todo todas dormimos en el mismo cuarto con los perros. Tití Auri, que es un ángel caído del cielo, nos va a regalar una cama. ¡Bendita seas, amiga! —dije abrazándola.

—No es nada, amiga —contestó—. Además Alana y Sofía son mis ahijadas. Es mi obligación.

—De todos modos, tengo que agradecerte que estés aquí y que me estés prestando este dinero. Tan pronto trabaje te lo iré pagando.

—No te preocupes. Poco a poco… —contestó.

—Pues hoy saldremos a buscar nuestro nuevo hogar. Será un apartamento de una habitación, un baño, y una pequeña salita. Tendremos que sacar a los perros a caminar y hacer sus cositas. No será en este sector. Nos mudaremos al sur…

—¡Al sur, Mamá! —gritó Alana—. Dicen que hay pandillas en ese lado de la ciudad.

—Alana, es donde podemos vivir. Es ahí o en la calle. Tendremos que vestirnos diferente. Usar ropas más sencillas. Estar más en la casa. Les prometo que esto será solo por un tiempo hasta que yo tenga trabajo y podamos movernos a un lugar mejor —contesté abrazándome a mis niñas —. Estamos empezando una nueva vida, que no es la que habíamos planeado desde el principio, pero algo aprenderemos de ello.

Salimos en el carro que antes era de juguete, en busca de ese apartamento donde iniciaremos nuestra nueva vida. Vimos varias opciones, pero la que más se acomodaba era una que quedaba cerca de una placita, en donde había una guardería para Sofi. Auri pagó el depósito y tres meses de renta para darme espacio a que pudiera conseguir un empleo. Volvimos a la casa con cajas para recoger las cosas y mudarlas.

Al otro día, arrendamos un camión de mudanzas y subimos las cajas, puesto que no teníamos muebles. Estábamos todos en el camión y Auri en el carro, cuando le pedí un momento para entrar en la casa. Fui cuarto por cuarto, despidiéndome de la casa de mis sueños. Viviendo en mis recuerdos cuando la construimos, cuando la compramos, cuando nos mudamos a ella. Ahora las paredes estaban limpias, sin adornos. Las habitaciones sin muebles. Ya ni quedaba el espíritu de amor que impregnaba cada habitación de lo que fue nuestro santuario.

Fui al armario del cuarto matrimonial y allí estaba la urna de Erick. Allí se quedaba, con el amor que le tuve, con los sueños rotos, y con las sabandijas escondidas entre las esquinas de la alfombra.

Anuncios

6 comentarios en “Dos niñas, dos perros y yo.6

  1. plumayluz dijo:

    Joer, Melba. Les tendrás que dar un respiro, ¿no…?
    Nos tienes a todos en un sinvivir.
    Esto ya solo puede mejorar, no… ¿O no…?
    En fin, en tus manos encomendamos a esta familia, y que sea…, que sea lo que tu imaginación quiera… 😉

    ¡Bravo…!

    Un abrazo

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s