La Estatua de Ebano

Este refrito de Aida, es mi regalo de Navidad. Espero que les arranque una sonrisa. Besos y felicidades.

melbag123

¿Cómo es? ¿Que Aida terminó en sala de urgencias del hospital del centro? ¿Pero cómo fue eso?

Pues resulta que como Aida, además de curiosa es coquetísima, se fue a comprar ropita sexy en una de esas boutiques de moda. Miraba y miraba, con toda la calma del mundo, unos conjuntos monísimos de sostenes con tangas, mientras se imaginaba con ellos ataviada, tendida en un diván, esperando a que Marco Antonio viniera directo desde Italia y ahí mismo la poseyera como lo hacía con Cleopatra. Se paseaba de un lado a otro de la tienda, sintiéndose en su ambiente y la más rica del lugar, cuando de pronto entró una negra monumental que medía como un metro ochenta y dos, con unas tetas enormes y firmes, una cintura de avispa y un culo bomba. Bueno, lo de culo bomba es un término de propio cuño e inspiración de Aida (al…

Ver la entrada original 414 palabras más

Anuncios

2 comentarios en “La Estatua de Ebano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s