Ella

Alberto encontró la puerta entreabierta. La empujó despacio. En la penumbra se dibujaba un hermosa silueta. Ella. La habitación estaba embalsamada en esencias aromáticas que incitaban sus ansias. Se acercó. Su suave perfume lo embriagó de inmediato empujándolo a poseerla como un animal. No mediaron palabras durante el acto. Gemidos sí. Muchos. Él se quedó aturdido. ¡Qué manera de follar tenía esa mujer!

—No enciendas la luz —dijo ella—. El dinero está sobre la mesa de noche.

Alberto tomó su dinero, aunque no le habría cobrado nada. Ella se levantó de la cama y se fue al baño. Mirando el espejo sonrió. No estaba nada mal para sus ochenta y cuatro años.

Copyrighted.com Registered & Protected  PLGT-9AUM-OXII-35X5

Anuncios

54 comentarios en “Ella

    • melbag123 dijo:

      La verdad que la edad de ella es la que le ha dado el toque al cuento. No he llegado hasta allá, pero estoy segura que siempre se desea el amor. Aunque mi personaje paga por sexo, en realidad lo que busca es el toque de un hombre, sentirse deseada. Me alegra que te gustara y cuando llegues a los 84 me avisas cómo te va.

      Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s