Plutón.15

Mientras Adio y Ebo se preparaban para el ataque al cuartel de las fuerzas militares del Prefarek en la Luna, Nassor se las arreglaba para poco a poco introducir sus nuevas ideas liberales a sus compañeros saturninos. Él era un líder para ellos y contaba con su admiración. Era robusto, honorable, gallardo y brillaba con más luz que los demás. Siempre le encomendaban las misiones más difíciles, las que desempeñaba a la perfección. Aún así sus superiores no le daban crédito, hecho que sus compatriotas resentían.

Nassor comenzó hablando de la unidad. Les explicó que la primera lealtad que un soldado debía tener era hacia su familia. Aceptó que se había equivocado traicionando a su hermano. Les hizo ver que eran discriminados por el dictador. Los soldados de Júpiter, se unieron a los saturninos. Ellos se sentían desplazados por los soldados de la Tierra. Siendo el planeta más grande del sistema solar, les incomodaba la altanería de los terrícolas y su enorme ego. Los uranianos, compartían la misma opinión que los jupitianos y no tardaron en unirse. Los soldados hicieron un convenio para que los superiores no se dieran cuenta de que las cosas ya no eran como antes y que planeaban rebelarse. Nassor también consiguió que los neptunianos y los mercurianos guardaran silencio sobre la liberación de Kontar. A pesar de ser soldados farekitas, sentían mucho respeto por la unidad familiar. No habían visto bien que Nassor entregara a su hermano y ahora veían bien que estuviera arrepentido. Nada le dijeron a los marcianos ni a los venusinos, pues temían que informaran enseguida. Los soldados de Marte, Venus y la Tierra mantenían relaciones muy estrechas desde hacía muchos siglos. A pesar de que los primeros simpatizaban con la causa de Plutón, cuando se trataba de guerra siempre se alineaban con el último.

En Titán, Sekmet había perfeccionado su sistema de cancelación de rastreo de las casillas de teletransportación. Podían entrar y salir a su voluntad sin que lo notaran. Por su parte Acmet y Jaka, después de que terminaron con la bacteria, trabajaron en un método para que las naves fueran imperceptibles. Los soldados del Prefarek no podrían verlas, oírlas y su combustible era inodoro. No se darían cuenta de que los atacaban hasta que sus hombres estuvieran adentro. Adio y Ebo reunieron a sus tropas para darles las últimas instrucciones. Estaba todo dicho. Subieron a sus naves para iniciar el asalto tomando al enemigo totalmente desprevenido.

Entrarían al cuartel y rescatarían a Kontar.

Copyrighted.com Registered & Protected 
BUOQ-KXBH-Z55D-Z7BL

Anuncios

10 comentarios en “Plutón.15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s