Mañana es otro día.3

Laura pasa en su auto por la casa del desconocido vecino quien está afuera, listo para subir a su camioneta. Con el rabo del ojo lo observa más de cerca y se da cuenta de su sensual juventud. Él le dice adiós con la mano y sonríe coqueto. Ella no puede evitar voltear y mirarlo unos segundos. Un carro se acerca en la otra dirección y toca la bocina, lo que la devuelve a la realidad. «¿En qué estoy pensando, carajo?», dice en voz alta. Enciende el radio. Están tocando «Y llegaste tú» cantada por Andrés de León y Sin Bandera. Se sumerge en la canción y llora. Se da cuenta de la incongruencia: esta que es ella por fuera, no es la misma que es por dentro. Todavía sueña, palpita, ama, desea. «¿Por qué tenemos que envejecer?», protesta mientras se seca las lágrimas. Piensa en el desconocido, sin nombre. Le parece que es un muchacho cortés pues se molestó en saludar. Todavía tiene su imagen grabada, su mano diciendo adiós, su sonrisa tan mona. Un claxon interno le recuerda que su tiempo ya pasó. Siente la impotencia de los años que pesan sobre ella. Mañana estaré un día más vieja. Un día menos deseable. Meditando estas cosas llega a la oficina.

Copyrighted.com Registered & Protected  ZDRW-PKCQ-JIX2-Y8DX

Anuncios

10 comentarios en “Mañana es otro día.3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s