Dalana Trick y la Casa Rosada (8)

           Dalana se concentró en sus negocios ignorando a su marido y a sus hijos a quienes consideraba estorbos. Haciendo honor a su sobrenombre —«Trick»—, consiguió quienes invirtieran dinero prometiendo ganancias inmediatas. La avaricia de sus socios fue su mejor aliado. Tomó dinero a diestra y siniestra de inversionistas y a préstamo, presentándose como una mujer super exitosa con la habilidad de multiplicar el dinero como por encanto. Con su «magia» envolvía a los especuladores financieros, mostrando estados de cuenta falsificados. Incursionó en inversiones peligrosas y llegó el momento en que tuvo que declararse en banca rota embaucando a sus accionistas. No pagaba contribuciones reportando al fisco solo pérdidas. Lo que Dalana no tenía en inteligencia y belleza, lo tenía en el arte de engañar. Muy pronto salió a flote vendiendo información privilegiada y extorsionando a muchos políticos —a los que le sabía toda clase de secretillos—, y que le besaban los pies con tal de que no abriera su boquita siempre pintada de rosado.

            Aburrida de los negocios «femeninos» —moda, perfumes y concursos de belleza—, un buen día decidió que se dedicaría a la política. Parecía muy sencillo. Era cuestión de hablar, prometer y mentir. En eso sí tenía mucha experiencia. Cuando hizo el anuncio formal de que correría para ser la próxima residente de la Casa Rosada, todo el mundo se quedó con la boca abierta.

            —No tiene experiencia —se burló uno de los candidatos.

            —Es una ridícula, ¿quién va a votar por ella? —dijo otro.

            —No es posible. No tiene la menor posibilidad —recalcó el primero.

            —Ni siquiera sabe hablar en público. ¿La has escuchado? —observó.

            —Sí, solo sabe decir:  «fantástico», «fenomenal», «muy malo»… ¡Jajaja!

            —¡Es una payasa! —concluyeron ambos.

Copyrighted.com Registered & Protected  H12X-9AYD-E7BP-UGM5

Anuncios

12 comentarios en “Dalana Trick y la Casa Rosada (8)

    • melbag123 dijo:

      Oye, pero al menos en tu país le metieron la cachetada a Rayol que yo le hubiera querido dar a Mr. Trumpito. Al menos eso, aunque fuera para no sentirme tan diminuta. Pero sí, frustrate, cabreante, desesperante y sin perspectiva de cambio. Y sobretodo con ese anormal que tengo de residente de la Casa Blanca que ni sabe dónde está el Medio Oriente. Dios nos coja confesaos.

      Le gusta a 1 persona

      • Si, Soy Gallega dijo:

        Hay pocos politicos que me produzcan tanta repulsión como el millonario ese que no se avergüenza de reconocer que lo de ser presidente “No es tan fácil como parece” y no morir en ese instante de bochorno, palabra que no debe conocer.

        Le gusta a 1 persona

      • melbag123 dijo:

        Bochorno? Eso no está en su vocabulario. Si vieras las páginas de hoy del periódico, hasta los de su partido le han dicho basta ya. Se ha puesto a criticar a unos periodistas, a decirle a ella que es loca y que la vio sangrando por una cirugía plástica y que el otro es un psicópata. Creo que se proyecta. Pero es una vergüenza para el pueblo. Por lo menos para mí.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s