«Aislamiento»: Convocatoria para la revista

SALTO AL REVERSO

«Aislamiento», imagen derivada de «Man standing in front of window», por Sasha Freemind en Unsplash (CC0).

Abrimos hoy una nueva convocatoria para el tema especial que elegimos mediante votación para la revista digital 9 Salto al reverso: «aislamiento».

aislamiento

1. m. Acción y efecto de aislar.
2. m. Sistema o dispositivo que impide la transmisión de la electricidad, el calor, el sonido, etc.
3. m. Incomunicación, desamparo.

La convocatoria consta de dos secciones, la primera, «Aislamiento» (blog), es exclusiva para autores del blog: los autores deben publicar obras de poesía, relato y artes plásticas con el tema «aislamiento» en el blog saltoalreverso.com. La segunda sección, «Aislamiento» (Entresalto), está abierta a autores del blog y autores externos: se recibirán reseñas, ensayos, entrevistas, artículos de opinión o informativos de temática artística o literaria que reflexionen sobre el aislamiento en el correo saltoalreverso@gmail.com.


I

«Aislamiento» (blog)

Ver la entrada original 505 palabras más

La Negrita

Uno recalentadito y viejito.

melbag123

Abby Ford no tenía conciencia. Realizaba su trabajo sin empatía alguna por el dolor de los demás. Decía que después de treinta años trabajando como enfermera había aprendido a no sentir compasión. Al fin y al cabo, nadie sentía compasión por ella. Su vida era un libro abierto. Todos sabían que se había casado con un hombre treinta y cinco años mayor que ella a quien le había dado un infarto y que le esperaba solo en su casa. Según ella, cada día tenía que ir a limpiar el excremento que dejaba por doquier pues se negaba a que alguien que no fuera Abby lo atendiera. Le llamaba a cada hora para intentar preocuparla y para verificar que estuviera en el trabajo. Abby prácticamente vivía en el asilo estirando las horas, inventando obligaciones para no tener que enfrentarse a su realidad apestosa a orines y excrementos. Todavía conservaba a sus…

Ver la entrada original 936 palabras más

Receta sensual by Mel Gómez

Un poquito de sabor…

MasticadoresEspaña

Pedro y Rebeca se conocieron siendo cocineros de un restaurant muy importante en la gran manzana de Nueva York. Todavía se encontraban en la escuela de artes gastronómicas y deseaban, más que nada, convertirse en chefs de renombre internacional. Querían llevar la comida latinoamericana a otra dimensión y que fuera reconocida en todas partes del mundo. Tenían tantas cosas en común, que era natural que se enamoraran entre ollas y cuchillos. Pasaban las horas mirándose a los ojos e imaginando deliciosas recetas con el sazón y gusto criollo que tanto se degustan en las Américas y el Caribe.

Algunas de los platos los ensayaban con un grupo selecto de clientes sin que se diera cuenta el dueño del restaurant, pues les interesaba saber qué pensaban sobre los sabores, pero no querían dejarlas allí, sino que las querían para el restaurant que ansiaban poner cuando se graduaran. Iban guardando sus secretos…

Ver la entrada original 707 palabras más

Ocho Horas

Un recalentadito, dedicado a todas las mujeres que trabajan, cuidan a sus hijos y el cheque no les sobra para nada.

melbag123

Son las seis de la mañana. Ese maldito reloj anuncia que es hora de levantarse a trabajar. Astrid entra a las ocho, pero en lo que se baña, maquilla y pasa el «blower» son las seis y treinta. Mientras se mira al espejo puede ver las marcas del cansancio. Ya es jueves, sólo falta un día. «¿Un día para qué?», piensa. Sábado y domingo tiene que limpiar la casa, ayudar a los niños en las asignaciones, hacer las compras y ya, se acabó el fin de semana.

Mira el reloj, son las seis y treinta y cinco y no ha levantado a los niños. Menos mal que la escuela está cerca. No tiene tiempo para servir un desayuno y tampoco tiene mucho en la nevera que ofrecer. Llama a los niños y empieza el corre y corre.

—¡Marcos que llegamos tarde! ¡Dyanira ya deja de peinarte te vas a quedar…

Ver la entrada original 1.048 palabras más

SANT JORDI 2020: Kit para sobrevivir en el confinamiento

Desde la Editorial Fleming para los que estamos enclaustrados. ¡A leer!

MasticadoresdeLetras-USA

Compartimos algunos textos de autores para Sant Jordi -Mel Gómez

Confinamiento obligatorio Por: Pablo Cruz Corona

«También ha señalado que se ha descubierto agua hasta en los lugares más aislados y extremos como los cráteres de Mercurio, por tanto, es probable que la vida esté allá afuera, más de lo que pensábamos antes.

Y digo yo, si es verdad que existe todo eso, lo más seguro es que también existan bichos como éste que nos trae de cabeza a media humanidad, mientras la otra media ruega para que no le llegue.

¿Encontraremos corona-bichos en el Espacio?, más cerquita, en la Luna, en Marte, en Ganímedes…

Lo más seguro es que… Cualquiera sabe.

Pablo – EA8HZ»

https://masticadoresespacio.wordpress.com/2020/04/09/confinamiento-obligatorio/

A las ocho de la tarde… El sonido de las almas Por: Felicitas Rebaque

«No, no hacemos planes. Tan solo esperamos a las ocho de la tarde como cenit del día para asomarnos a…

Ver la entrada original 1.039 palabras más

Vorágine dolorosa

Publicada originalmente en Salto al reverso.

SALTO AL REVERSO

El 25 de noviembre de 1897, se otorgó a la provincia de ultramar de Puerto Rico la Carta Autonómica, en la que autorizaba un gobierno de carácter autónomo a la isla. El régimen comenzó en febrero de 1898, pero al estallar la Guerra Hispano-Americana y la subsiguiente invasión por el ejército norteamericano, el gobierno ni siquiera pudo iniciar sus funciones. Por medio del Tratado de París, España cedió su soberanía a Estados Unidos sin que fueran consultadas las instituciones puertorriqueñas[1] . De este modo, la isla pasó de la tiranía española a la norteamericana ante los ojos de los isleños quienes no sabían cuál sería su destino en adelante. Durante la vorágine que sucedió a la invasión, el pueblo estuvo dividido y muchos actos vergonzosos, como los que suelen ocurrir durante la guerra —y que nunca fueron llevados ante la justicia—, tuvieron su escenario en las montañas de Puerto…

Ver la entrada original 2.417 palabras más

#Diariodeunconfinado by Mel Gómez

Barcelona / j re crivello

Mi realidad alterna (desde el encierro)

Estoy acostumbrada al encierro. Al físico y al emocional.

De niña, mientras mis padres trabajaban, tenía que quedarme en casa —solita—, hasta que uno de ellos llegara. No había otro medio de comunicación en aquella época que el teléfono y su uso era carísimo. Solo se usaba para urgencias, nada de chácharas entre amiguitas. Por tanto, aprendí a estar conmigo desde entonces, aunque confieso, a veces, la soledad me abrumaba.

En estos días en que el mundo entero padece este encierro —en algunos países obligatorio, en otros, voluntario—, me he dado cuenta de que vivo en una realidad alterna. Amo el silencio. Las horas que solo son interrumpidas por el ladrido de mi perro, en introspección constante. Buscando las ideas en el aire para atraparlas y escribir, pues es la escritura, mis personajes y mis historias, lo que me sostiene en mi voluntario y…

Ver la entrada original 436 palabras más

La ninfa de cobre

SALTO AL REVERSO

Un hombre huraño vivía en un bosque como cualquier otro. Lo tenía todo, pero no lo sabía. La soledad lo abrumaba, tanto, que no apreciaba su vida.  Se levantaba cada mañana y no escuchaba los trinos del ruiseñor que anidaba en un árbol vecino. Tampoco se percataba de que todavía respiraba y que el aire limpio invadía sus pulmones, oxigenando cada célula de su cuerpo. No olía las flores de múltiples colores que adornaban los alrededores de su morada, ni apreciaba los tonos increíbles que ellas le regalaban. Él, arisco, no miraba las hojas verdes, el follaje precioso ni el cielo azul. No admiraba el pelaje de terciopelo de su perro fiel ni se deleitaba al tocarlo. Todo lo que comía le sabía insípido, incluso la miel de las abejas. No quería nada, solo regodearse en su soledad. Sufrir hasta que llegara su hora.

Mas ese no era el destino…

Ver la entrada original 585 palabras más

El último lugar del mundo

Un recalentadito. Espero que lo disfruten.

SALTO AL REVERSO

old-2174517_960_720

Muchas veces me había preguntado dónde quedaba el último lugar del mundo. Cuando lo hacía era porque tenía un deseo incontrolable de escapar a un sitio en el que nunca nadie me encontrara. Desaparecer. Estaba cansado del diario vivir, de las responsabilidades, del trabajo, de las cuentas, de mi mujer y hasta de mí. Quería salir de todo y comenzar una vida nueva, allá, en ese lugar recóndito. De vez en cuando pensaba que quedaba en unas islas más allá de la Siberia —recientemente encontradas a causa del hielo que se derritió en la zona—, pero de solo pensar en el frío que debía hacer, perdía el interés de inmediato. Otras veces pensaba en Australia, en la Patagonia, o en cualquier pueblo perdido en medio de las Amazonas. Jugaba con la idea a menudo, era un pensamiento repetido, pero nunca tenía suficiente coraje como para tomar una decisión tan drástica…

Ver la entrada original 1.134 palabras más